Imi Lichtenfeld nació en Budapest, Hungría, el 26 de mayo de 1910, y creció en Bratislava, en la antigua Checoslovaquia. Su padre era detective jefe y parte de su trabajo consistía en enseñar a los policías bajo sus órdenes algunos movimientos básicos de defensa personal; estos despertaron su interés por la defensa personal, lo que llevó a Imi a crear más adelante el sistema Krav Maga.

Desde muy joven, se involucró en la práctica intensiva de una amplia gama de deportes incluyendo: gimnasia olímpica, lucha olímpica y boxeo. Incluso en 1928 Lichtenfeld ganó el campeonato juvenil nacional de lucha y en 1929 el campeonato para adultos de los pesos medios. Durante ese mismo período, también ganó el campeonato nacional de boxeo y un campeonato internacional de gimnasia olímpica. Desde 1930 Lichtenfeld no sólo compitió, sino que llegó a ser un gran entrenador.

En 1935 las condiciones económicas y sociales comenzaron a cambiar en Bratislava, e Imi Lichtenfeld organizó la resistencia judía en su ciudad, y les enseñó cómo defenderse de los crecientes grupos anti-semitas y fascistas, descubriendo asimismo que el combate real era bastante diferente del combate deportivo, lo que le obligó a replantearse totalmente sus ideas y su entrenamiento. Perseguido implacablemente por los nazis, tuvo que abandonar Checoslovaquia en 1940 a bordo de un barco de refugiados.

Posteriormente se unió al ejército británico, donde se le instruyó en las artes marciales japonesas: Judo, Jiu-Jitsu, y Karate. Allí continuó luchando contra los nazis. Casi al final de la guerra en 1944, ya licenciado del ejército británico, se marchó a Palestina. Inicialmente este territorio se encontraba bajo el mandato británico, e Imi se unió a la organización en pro de la independencia del estado israelí, la “Haganá”. Allí comenzó a enseñar acondicionamiento físico, natación y lucha, y comenzó a desarrollar técnicas de autodefensa, modificadas para el ejército (incluyendo las primeras defensas contra varios tipos de armas de fuego, y contra fusiles de asalto. Además, añadió entrenamientos en diferentes escenarios y situaciones). Imi también enseñó al grupo Palmach y a diferentes grupos de la policía.

Durante los años 1948-1967 Lichtenfeld llegó a ser el instructor jefe de autodefensa en las IDF (Fuerzas de Defensa Israelíes), es decir, el ejército israelí.

En 1967, Lichtenfeld dejó el ejército y abrió dos escuelas privadas, comenzando a enseñar a civiles y jóvenes “autodefensa”, con la idea de enseñar a cada uno cómo defenderse. Comenzó a enseñar a un grupo de diez estudiantes, siendo los primeros en recibir el cinturón negro otorgado por el propio Lichtenfeld (página 295 – libro del Krav Maga).

En el año 1978, Lichtenfeld dio a conocer su sistema con el nombre de Krav Maga (arte marcial de defensa personal y combate cuerpo a cuerpo), que rápidamente se hizo muy popular en Israel, y después en todo el mundo. El primer curso fue impartido en la academia militar más grande de Israel, el Instituto Wingate.

El Krav Maga es un sistema de combate, requiere mucha voluntad y disciplina, permitiendo al individuo defenderse por sí mismo rápidamente y de manera efectiva contra atacantes armados o no, en situaciones que no le resultan familiares y en las que sus movimientos pueden estar limitados. Es un sistema de autodefensa simple y efectivo basado en unos principios fundamentales que se pueden aplicar en cualquier situación, movimientos naturales e instintivos y técnicas reales.